Una parte de todo…

“En la figura del flâneur puede decirse que retorna el ocioso escogido por Sócrates en el mercado ateniense como interlocutor. Sólo que ahora no hay ya ningún Sócrates, nadie que le dirija la palabra.”

Walter Benjamin

El ocio sale a la calle, camina, observa, conoce, siente,… retrata todo, lo escribe, le toma fotos.

Así es, uno mismo (es decir, su ocio) sale a entablar un diálogo ya desgastado con sus lugares favoritos, pero también a forjar nuevas relaciones con libros y personas a quienes aspira a conocer, aunque sea un poco.

Entonces llegamos a casa, y mientras preparo la cena él guarda las evidencias de su microviaje: la foto, una palabra o una frase que le gusta para enmarcarla en la pared.

Pues bien, este blog son esas fotos y palabras de los dos; de las cosas que disfrutamos y con las que tercamente volvemos a encontrarnos. No están enmarcadas, lo sé, pero, ¿servirían de algo si no las pudieras ver?